h1

Mientras a un hombre le cortaban la mano en Colombia, yo fui a ver a Franz Ferdinand

20 diciembre 2008

Mientras a un hombre le cortaban la mano en Colombia, yo fui a ver a Franz Ferdinand. En contra de lo que pudiera parecer de primeras, no me refiero a la tumba del archiduque de Austria, cuyo asesinato desencadenó una guerra de diecinueve millones de muertos y veintiuno de heridos, sino a la banda de pop-rock del mismo nombre. La cosa, el concierto, sucedió en un sitio que no era mucho más grande que el salón de su casa, si es que usted es, como apuntan las estadísticas, de clase media-media; y por cuatro libras de nada, que lo mismo me las podría haber gastao en una máquina tragaperras para nada. Aquí pongo una foto:

Asin de cerca se podia poner uno del cantante.

Entre un "chiiin" y un "póm" no acerté a oir el "chop"

Y con esto lo que quiero decir es que es el último de una serie de conciertos a los que he ido en el último año que han sido la mar de sonados, nunca mejor dicho. Por ejemplo, mientras en Etiopía se contagiaba deliberadamente a un preso político con el sida, yo estuve viendo a Interpol; y mientras en Vietnam un trabajador comenzaba su turno diario de doce horas en una fábrica de Nike, yo veía a los Stray Cats. Además:

Manolo Escobar

Vi también a Manolo Escobar, en el día de mi cumpleaños, cantar alabanzas sobre la matanza gratuita de animales

Radiohead

Mientras el último rinoceronte negro africano moría, yo estaba viendo a Radiohead junto con otros tantos

Patti Smith

Mientras una mujer perdía una pierna en el Sáhara Occidental, yo veía a Patti Smith no muy lejos de donde se fabricó la mina responsable

Rodrigo y Gabriela

Mientras una bala mataba a un ruandés en una guerra inútil, yo disfrutaba de Rodrigo y Gabriela

Queen + Paul Rodgers

Mientras una explosión de otra guerra inútil asesinaba a una familia entera de gorilas en el Congo, yo veía a Queen,

Queen + Paul Rodgers

y los volví a ver mientras un conductor francés financiaba otra guerra inútil más

Leonard Cohen

Y mientras una familia en Madrid compraba un pollo muerto sólo para tirarlo a la basura tres días después, yo estaba en camino de ver a Leonard Cohen.

7 comentarios

  1. es el compendio de Arte y destrucción contemporáneos mejor resumidos que he leído

    así de claro


  2. buenas instantáneas, por cierto

    (yNOestoyenplanpelota)


  3. Por no decir el único, claro

    (gracias)


  4. Gracias por todo.


  5. Felices Pascuas Rau, a ver si nos vemos si vuelves a tu madre patria


  6. Magnífico sarcasmo. Veo que mientras mucha gente sufría, tú y yo compartíamos conciertos… Un saludo!


  7. Se hace lo que se puede.

    Esa serie de fotos las enlazo el día menos pensado.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: